Espuma de poliuretano proyectado y aislamiento térmico

Resuelve de la manera más eficaz dos de los problemas más importantes de toda construcción: el aislamiento térmico e hidrófugo de techos y paredes. Generalmente se aplican para aislar edificios, viviendas, galpones, tanques, tuberías, etc. Otra característica fundamental de las espumas rígidas es su gran resistencia a la humedad. Reducen al mínimo la formación de condensación y, consecuentemente, la necesidad de uso de barreras de vapor.

Estas espumas y freones no atacan a la capa de ozono.

Ventajas

  • Aislamiento sin juntas ni fisuras.
  • Máxima capacidad de aislamiento.
  • Se puede utilizar en geometrías difíciles.
  • Excelente adherencia.
  • Mejora el ahorro energético.
  • Proteje contra la humedad.

Aplicación

  • Aislamiento térmico de superficies en construcción.
  • Impermeabilización de cubiertas.
  • Aislamiento térmico de instalaciones de climatización y frío.
  • Aislamiento térmico de conducciones de calefacción y similares.